martes, 23 de junio de 2009

Nuestros cuerpos son celestes


Tengo ganas de decir que hay marcianos bailando en mi panza, pero es imposible cuando lo único que existe es un conjunto de meteoritos que siguen estrellándose en mi corazón.
Vos sos mi Tierra, y yo, tu incansable Luna.

Me dijo que quería que siempre fuese de día.

10 comentarios:

  1. Qe lindo eso qe escrbiste♥ hermoso tu blogcito ^__^

    ResponderEliminar
  2. Que bonito,
    Escribes muy lindo , me costo entenderlo , lo leí un par de veces y la verdad muy lindo
    Te dejo saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la visita.

    Me encantó la canción de fondo. También la dulzura de tus palabras, muy metafórica.


    :)
    au revoir

    ResponderEliminar
  4. Ame tus letras, muy cargadas de emocion, maravillosas!
    besos

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito. Nos parecemos tanto a los planetas y astros.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. haha gracias por el comentario, y si es verdad eso sirve para darse cuenta de muchas cosas porque lo que no te mata te fortalce :)
    y lo qe escribiste fue re lindo haha como las pariposas en el estomago ^^

    ResponderEliminar
  7. Me llamo la atencio como dijiste algo tan cruel de una manera tan disfrazada..
    Si alguien a quien amo me llegase a decir eso, me derrumbaria en ese preciso instante..
    Muy buen texto, siempre me haces pensar con las cosas que escribis..
    besos!

    ResponderEliminar
  8. Y juntos, sois una constelación infinita ;)

    ResponderEliminar